• Pubblicata il:
  • Autore: Franco
  • Categoria: Racconti gay
  • Pubblicata il:
  • Autore: Franco
  • Categoria: Racconti gay

UN FOTOGRAFO PORNO

Me llamo Franco, de origen latino, del país de Colombia, que viajo siempre por el mundo gracias a que me desempeño como modelo y en algunas ocasiones actor de tv. En esta oportunidad me tocó venir a Firenze, una hermosa ciudad de Italia, donde debía hacer un set fotográfico para una importante revista de Europa, y mi manager me había pedido los días libres para pasear mientras yo estuviera en las sesiones fotográficas. Es así que llegado aquel viernes, me alisté de la mejor forma, con todo para hacer un excelente shoot fotográfico en un estudio del centro de la ciudad cautivadora de Firenze, Italia. Recuerdo que llegué al estudio, me esperabda un chico bastante apuesto, galante, de presencia calma, ojos oscuros, barba, piel blanca, muy simpático, sí, aunque estaba acostumbrado a ver chicos bellos, este me llamó la atención en cierta forma. Lo saludé, estuvimos hablando un poco sobre las expectativas del set, hablamos sobre cosas propias del modelaje, me sentía en confianza con él, y se notaba que èl se sentía cómodo conmigo, de verdad había cierto feeling pero no quise tomarlo en serio por la profesionalidad, me cohibí de hacer algún gesto, bueno, en realidad, traté de controlarme, en fin, si alguien me gusta y hay feeling, hago lo posible por tener un buen momento de sexo y ya. Recuerdo que comenzamos el shoot, primero con traje de gala, variando así la vestimenta, traje de playa, casual, varios estilos... No me esperaba un set al desnudo, me lo propuso y no sé por cuales motivos, pero en fin, era algo de rutina para mí y lo acepté sin decir mas... hacía mis mejores poses, el colocó su cáamara en modo automático y comenzó a mirarme mientras yo hacía cada pose sensual que me calentaba y me hacía venir una erección y una excitación que iba mas allá de lo normal. No pude dejar de pensar en que él me miraba, y pude notar que en su pantalón se notaba que su pene estaba erecto, y él, muy discretamente se lo tocaba, se masajeaba mientras la cámara seguía tomando fotos y fotos. sentía un calor que me recorría de arriba hacia abajo, mi pene estaba incluso lubricando, no era normal esa excitación por un simple set de fotos. En seguida veo que detuvo la cámara, se acercó a mí y me dijo: Te sientes bien? Te veo caliente!!! Le dije: Sí, solo que no sé porqué, estoy excitado, y veo que tú también, se nota en tu pantalón, deberías deshacerte de eso y quedarte desnudo... Me respondió: Quieres? Sí, por favor, hazlo, deseo verte desnudo y ver que tanto podemos hacer en este momento que estamos solos. Al instante se desvistió, quedó al desnudo, era un chico de un cuerpo velludo, de formas fuertes, un pecho cubierto de vellos, un abdomen plano, se sentía un calor en su piel, su aliento era caliente... Yo estaba demasiado caliente. Me acerqué, lo tomé de la mano y lo llevè a aquel diván de las fotos, lo senté, y comencé a besarlo, a tocarlo, y me arrodillé y comencé de inmediato a chupar ese pene grueso y rosado, lleno de venas, durísimo, caliente, de un olor a cierto perfume, era un pene exquisito, me lo metí a la boca, se notaba que él me deseaba, me tomó del cabello, la cabeza, gemía de placer, se movía suavemente al punto de que aveces su pene tocaba mi garganta en lo profundo. De repente, se levantó y comenzó a besarme la boca, el cuello, mi pecho, mi abdomen, y bajó hasta mi pene que estaba caliente, lubricado, mojado y lleno de esa delicia caliente que me salía a montón de tanta excitación. Comenzó a chupar mi polla, se la tragaba, me hizo un comentario de reprente para decirme que por favor no dijera nada, que todo quedaría allí entre nosotros y que me deseaba desde siempre que me veía en las fotos de mis anuncios en tantos sitios. Sonreí, le dije que no se preocupara y que siguiera, que deseaba que me penetrara. Enseguida vino, me puse en cuatro en posición de perrito y de inmediato comenzó a penetrarme. Wao!!! Que delicioso se sentía aquel pene en mi culito, era algo demasiado morboso, me sentía como un propio puto, estaba excitadísimo, y él comenzó a moverse, adentro y afuera, sentía que mi culo lubricaba, no entendía pero tampoco hacía mucho pensamiento sino que me dejé llevar por el momento. De pronto sentí que comenzó a darme mas y mas duro, gemía, me daba nalgadas, me besaba la espalda, me mordía, me hacía de todo y yo verdaderamente lo disfrutaba de la mejor forma. De pronto, no pude contenerme, en esa posición sentía que su enorme pene me tocaba la próstata y era tanta la excitación que tuve un orgasmo y acabé sobre el diván, era increible que pude acabr sin tocarme, y aún sentía aquel pene entrando y saliendo cada vez más rápido y mas fuerte de mi culo. Podía escuchar sus gemidos, y de pronto, entre tanta excitación, pude sentir cómo acababa y cómo palpitaba dentro de mi culito húmedo. Lo sacó, y seguía botando leche, era una cantidad que no había visto jamás en mi vida, ese chico estba tan lleno de ganas como lleno de leche, y había dejado casi todo el semen dentro de mí, el resto, mis nalgas estaban llenas, bañadas, calientes... Nos seguimos besando, fuimos al baño, estamos aún con la plena erección, y nos bañamos juntos, luego, nos pusimos a mirar las fotografías hasta que llegó a buscarme mi manager, quien no se imagina aún que ha sido el set fotográfico más excitante que he tenido, y que sé que vamos a repetir puesto que son varios contratos que tenemos juntos. Tengo su numero de telefono, pero me limito a saludarlo y siempre esperando vernos de nuevo para un encuentro fulminante de sexo, semen y placer intenso y desenfrenado.

Vota la storia:




Non ci sono commenti

Per commentare registrati o effettua il login

LOGIN
REGISTRATI

Errore

Hai dimenticato la password? Errore
Attendere prego
Registrati ora!